top of page
Buscar
  • fuenteenergiadeamo

SANANDO MI ESENCIA: CAPITULO 15

Detrás de todo siempre hay una razón de ser, un origen, una raíz.

Cuando vivimos experiencias en la vida que nos molestan o entristecen se origina como consecuencia de decisiones que tomamos en el transcurso de esta vida o en vidas anteriores. Lo mismo ocurre con las experiencias que nos hacen sentir felices o satisfechos.

Yo se que tuve que vivir mi experiencia de dolor con un padre maltratador, porque en vidas anteriores fui una persona agresiva. De la misma forma viví la experiencia de desengaño con mi ex pareja porque yo era una persona infiel. Pero, ¿qué me permitió sanar? Reconocer lo que yo era y que ahora no soy, perdonarme y pedir perdón y pedirle a la Fuente del Amor que transmutara esta energía en luz y amor. Es todo, tan sencillo como eso.

Ahora mirando lo que me llena de felicidad, me pregunto ¿qué me permite vivir una experiencia de aprendizaje positivo junto a mi guía espiritual?, no lo sé, a veces le digo a ella que tal vez hice algo bueno en esta u otra vida que me permite aprender de un ser tan cercano a la Fuente.

Amados hermanos, ha sido todo un proceso, de sanación y aprendizaje, pero yo soy feliz porque lo elegí y quiero prestar un servicio a la humanidad como guía espiritual, en la forma que la Fuente decida. No ha sido un camino fácil de recorrer, eso sí que puedo asegurarlo, he dejado atrás muchas cosas que para mi vida terrenal eran importantes como el rechazo de mi familia o el alejamiento de amistades, sin embargo, entiendo que no eran influencias positivas para mi proceso con la Fuente del Amor y dirigido a mi más pura intensión: SER INSTRUMENTO DEL AMOR DE LA FUENTE.

No me siento en camino distinto hermanos, no me siento fuera de esta elección, es un llamado interno que me dice que es hacía allá. De solo pensar en salir siento que caigo de un edificio muy alto al vacío. Por eso elegí y sigo eligiendo a la Fuente del Amor y el servicio que he de prestar en el momento justo y correcto de la Fuente.

Me dice mi guía que, ya escribiendo este blog, estoy prestando un servicio a la humanidad porque lo leerán aquellos seres que les corresponda y que de cierta forma encontrarán una respuesta a las inquietudes que les divagan en su mente. Y yo me siento agradecida de poderles acompañar a través de narrar mi experiencia y las lecciones de amor que he vivido.

Se llaman lecciones de amor porque a veces las pruebas que experimentamos quienes queremos prestar un servicio son fuertes, pero al final aferrándose al amor de la Fuente puede superarse cualquier circunstancia.

En algún momento me enseñaron que cuando eliges el camino del servicio, la Fuente te prueba de distintas formas y esas pruebas son las que van moldeando a ser que va cambiando y adquiriendo más sabiduría, entendimiento y amor para el servicio a la humanidad.

Es curioso, porque puede ser muchísimas circunstancias como la enfermedad de un hijo para probar la fe en que la Fuente lo sanará, o la pérdida de una casa para probar si hay depresión por el apego a las cosas materiales, el rechazo y burla de la familia para ver si se responde con humildad o arrogancia, entre muchas otras pruebas que ponen de cabeza el mundo, pero como repito de la mano de la Fuente y la fe intacta todo se supera en amor profundo.

Aunque no elijan este camino, pueden prestar un servicio por amor a Dios o como ustedes lo llamen, servir en situaciones tan sencillas como brindar un alimento a una persona que lo necesite, un abrazo a alguien acongojado, donar ropa que ya no use (en buen estado, lo roto no es una buena vibración), etc, hay muchas formas de servir al prójimo. Así que, ¿porqué no intentar ayudar así sea un poco?

Tal vez tengamos tanto éxito que ayudemos a cambiar el mundo, y recuerden que cada que hacemos algo lindo por otro, la vida nos lo regresa multiplicado o se lo regresa a nuestros hijos. O incluso puede hacerse en agradecimiento por las bendiciones que ya tenemos, porque algunas veces el ser humano ante su comodidad y estabilidad, es indiferente a la situación del otro, del hermano.

Les envío un abrazo de esos llenitos de amor, de los que confortan como un café caliente en un día frío. Que la Fuente bendiga cada uno de sus caminos.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SANANDO MI ESENCIA: CAPITULO 18

Como ya les he contado, vivo con mi guía espiritual. Después de varios procesos y porque así lo pedí, utilizando mal mi verbo, me encuentro aquí en este espacio con ella. Pero recuerden que nada ocurr

SANANDO MI ESENCIA: CAPITULO 17

El tiempo es un espejismo, los días van pasando y no nos percatamos o lo hacemos tarde de lo que ha sucedido a nuestro alrededor. Es así como cuando tenemos hijos, en un momento nacieron y estuvieron

SANANDO MI ESENCIA: CAPITULO 16

La vida es un camino de lecciones donde cada ser decide si aprende o no. Si aprendemos hablamos de evolucionar pues, subimos un escalón que nos permite avanzar. Si por el contrario no aprendemos, nos

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page