top of page
Buscar
  • fuenteenergiadeamo

SANANDO MI ESENCIA: CAPITULO 11

Hoy vamos a hablar acerca de soltar y no cargarse con aquello que no nos corresponde.

Desde Hace más de 2 años, la situación de mi familia cambió. En un mes de marzo mi mamá se vio envuelta en una situación muy fuerte que ella misma creó. Mi madre y yo trabajábamos para la misma empresa que en parte pertenece al gobierno. Mi madre decidió realizar trámites internos adicionales a su labor por la cual fue contratada y a cambio de esto cobraba un dinero. En mi país esto no se considera legal, así que en un día fue capturada por la policía y llevada a juicio para rendir cuentas por aquello que había hecho.

Ese día recibí la noticia telefónicamente, recuerdo que el mundo cayó bajo mis pies, perdí la noción del tiempo y llamé a mi hermano quién aún dormía, cuando le conté el tampoco entendía bien que pasaba, pensábamos que era broma pero cada vez más que intentábamos no creer, más se nos mostraba la realidad.

Es día fuimos a donde nos indicaron las autoridades, de lejos vi a mi madre junto a un policía que la llevaba del brazo. Fue un momento que confieso, realmente fuerte, puede que de los más fuertes que haya experimentado en esta vida. Mi madre se veía descompensada, pálida, ida. Fue un episodio realmente chocante.

Pasaron las horas y así fue todo el día. Mi madre de un lado a otro junto con otras personas capturadas. La vi después esposada, tremendas emociones las vividas en ese instante todo se detuvo. Así fue ese día y esa noche, mi madre tuvo que dormir en los calabozos, me sentía impotente, sin poder ayudarle. En un momento pude acercarme y abrazarla, le dije “Mami no estas sola, yo me encargaré de todo, vas a estar bien”.

Con estas palabras, en medio de una crisis que hoy veo como aprendizaje, y con toda la emoción que las dije. Me cargué, le quité peso a mi madre sin quererlo. Asumí una carga que no era mía, porque en varias ocasiones y al saber que mi mamá estaba realizando estos actos no bien vistos por la ley, le advertí de su error, pero no fui escuchada.

Los dolores de espalda no se hicieron esperar, era su carga, era su karma, mi madre misma lo había elegido y yo asumí la mitad de esa pesada maleta.

Como era de esperarse y estábamos en la misma empresa, pasaron días para que pidieran mi renuncia, así que tuve que renunciar. Como no tenía los medios para sostener un hogar ni a mi hija regresé a la casa de mi madre. Para ese momento y hoy sé que solo gracias a la Fuente del Amor Infinito, mi mamá a pesar del delito no fue enviada a la cárcel, sino que por el contrario la enviaron a su casa.

Al haber decretado esas palabras de cargarme con lo que no es mío y regresar a casa de mi madre, me encarcelé con ella. No me gustaba salir, aunque buscaba empleo por internet. Nunca nada salió. Mi camino se vio bloqueado, pocas asesorías salieron y cada una de ellas le agradezco a la Fuente, porque me generaron ingresos económicos que de alguna forma me ayudaban a colaborar en la casa.

Por un tiempo vivimos de ahorros, pero la después los medios de subsistencia eran los giros que hacía una tía para el mercado y servicios y la cuota que el padre de mi hija mensualmente enviaba y que hoy veo con agradecimiento, porque durante esos 2 años, fue lo único permanente que entró a mi cuenta bancaria.

Antes en la arrogancia que vivía renegaba del padre de mi hija por la cuota que daba, lo humillaba diciéndole que el no me mantenía, que no fuera iluso. Hoy al despertar veo que ha sido una gran bendición y que sigue siéndolo porque ha sido nuestro sostenimiento mes a mes en esta gran prueba de la vida. De mi ser a su ser le agradezco al padre de mi hija y mi maestro por haberme brindado su ayuda. Gracias a ti y que la Fuente siempre te bendiga y prospere.

Así fue pasando el tiempo. Entre audiencias y angustias, pudimos sobrellevar el proceso. Mi madre aunque tenía la bendición de estar en la casa, y tras vivir esta prueba de la vida que ella misma había creado, no cambió su forma de ser, o la cambió superficialmente. Mientras yo trataba de aprender del proceso, mi madre me juzgaba.

Con el pasar del tiempo y tras ir aprendiendo de la Fuente y mi guía, comprendí que no debí cargar con lo que no me pertenece. En una meditación llamé al ser de mi madre por su nombre completo, y con amor y respeto regresé, haciendo un movimiento de manos desde mi espalda hasta el frente mío con fuerza, aquello que ese día de angustia recogí, para soltar esa maleta.

Fue un descanso enorme, la espalda mágicamente dejó de doler. Y aunque amo a mi madre sé que ella tiene que aprender de sus propios errores, porque estas son las lecciones que la vida nos deja. Solté esa carga y le pedí al universo que abriera mis caminos, aquellos que había bloqueado yo misma al cargar pesos de otros.

Sean madre, padre, hijos, esposos, los seres que uno más ame en la existencia, son ellos independientes de uno mismo y son ellos quienes tienen que vivir las experiencias que hayan elegido. Lo cierto es que llevar en la espalda lo que no es nuestro, adiciona más peso a lo que si nos corresponde vivir y bloquea aspectos de la vida que nos hace preguntar “¿porque pasa esto? ¿Qué malo hice?. Siendo que la respuesta está frente a nosotros mismos.

A manera de complementar la narración de mi experiencia, recuerdo que en estos días el padre de mi hija quedó en recogerla después de 3 meses de no verse. Mi hija estaba feliz, pero el no llegó ni respondió cuando le llamé. Mi hija se puso triste y yo lloré como madre, al ver la indiferencia de su padre. En aquel instante la Fuente me recuerda que mi hija eligió a esta madre y a su padre porque de cada uno tiene algo que aprender. No es mi carga, yo no lo elegí. En ese momento la tristeza se fue. Recordé que mi hija eligió y que no es mi experiencia. Sigo aprendiendo y reconozco con humildad que debo seguir trabajado en mí. Gracias Fuente de Amor, gracias.

Hermanos los invito a evaluarse desde su ser y analizar que equipaje ajeno están llevando, cuando su propio equipaje está lleno. Les abrazo desde el amor, deseándoles libertad y paz.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

HEAING MY ESSENCE: CHAPTER 19

As I told you, I have already started my language studies and I have been happy doing homework and attending my virtual classes. I am connecting with my true earthly passion and part of my gifts which

SANANDO MI ESCENCIA: CAPITULO 19

Como les había comentado, ya inicié mis estudios en idiomas y he estado feliz haciendo tareas y asistiendo a mis clases virtuales. Estoy conectando con mi verdadera pasión terrenal y parte de mis done

HEALING MY ESSENCE: CHAPTER 18

As I have already told you, I live with my spiritual guide. After several processes and because I asked for it, misusing my verb, I am here in this space with her. But remember that nothing happens wi

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page